LA MÚSICA Y LA MEMORIA

LA MÚSICA Y LA MEMORIA

Siete argumentos que conectan música y memoria

Siempre se ha dicho música es una herramienta muy útil para ejercitar y fortalecer la memoria. De hecho, todos hemos aprendido a lo largo de nuestra vida algún mensaje que llegó hasta nosotros acompañado de una melodía: un himno, el abecedario en inglés, el lema de alguna compañía, una canción.

Esta estrecha vinculación entre música y memoria cuenta con el aval de la experimentación científica. En los últimos años se han publicado numerosas investigaciones psicológicas que demuestran y explican el enorme poder que la música tiene en nuestro cerebro y, más concretamente, en nuestra memoria. A continuación os exponemos algunas de ellas.

Siete motivos que explican la relación entre música y memoria:

1. La música activa el cerebro: Concretamente, los sonidos musicales ponen en marcha las áreas cerebrales auditiva, motora y límbica (vinculada a las emociones). Y lo hacen de forma automática, independientemente del tipo de música que escuchemos.

2. La música reaviva nuestros recuerdos: Todos tenemos canciones que asociamos a una determinada etapa de nuestra vida, ya sea la canción que marcó nuestra niñez, con la que nos enamoramos por primera vez o la que sonó en nuestra vida. Estas canciones nos transportan inmediatamente a esos periodos de nuestra vida, dando forma a nuestros recuerdos. Es lo que los científicos llaman "golpes de reminiscencia".

3. La música facilita el aprendizaje de idiomas: Como decíamos anteriormente, muchos aprendimos el abecedario en inglés gracias a que a alguien se le ocurrió acompañar las letras de un sonido machacón. Al parecer, este tipo de melodías inciden en la memoria de una forma mucho más intensa que la mera repetición de letras o palabras.

4. La música potencia el aprendizaje verbal: Esta característica está muy ligada con la anterior, aunque va un paso más allá. Según diferentes estudios, escuchar música a edades tempranas desarrolla la parte izquierda del cerebro, responsable de la memoria verbal. Por este motivo, niños que han estado en contacto habitual con la música tienen más capacidad para responder ante los estímulos, concentrarse y aprender. En definitiva, es muy probable que aprendan antes a hablar.

5. La música influye en la memoria emocional: Es bien sabido que existe una estrecha relación entre la memoria y las emociones. Pues bien, la música es un estimulante muy importante y, por lo tanto, nos ayuda a recordar. Lo que no está tan claro es si todas las formas musicales presentan esta capacidad, pues algunos estudios sostienen que sí, pero otros señalan que mientras la música activante o excitante (de ritmos marcados e intensidades altas) sí mejora la memoria emocional, la relajante o neutral (de tempos lentos y frecuencias e intensidades bajas) provoca el efecto contrario.

6. La música puede paliar los daños cerebrales: Se ha demostrado que escuchar canciones ayuda a recuperar la memoria de las personas que han sufrido algún tipo de traumatismo cerebral, como por ejemplo, un accidente de coche.

Conexión entre música y memoria

7. La música actúa en el subconsciente: Hay algunos estudios que han destacado la capacidad de la música para quedarse grabada en la memoria de las personas sin que éstas sean conscientes de ello. Hasta el punto de que hay quien cree no conocer una canción y, sin embargo, la tararea por las noches, mientras duerme.

En Arte Thay los alumnos estamos siempre incentivados con la música, la escritura y el neurocoaching.