DIEZ DATOS AL ESCRIBIR QUE UN AUTOR NOVEL PUEDE PRACTICAR

1. La perseverancia importa

Rowling tuvo la idea de Harry Potter en 1990 y pasó los siguientes diecisiete aóos trabajando en ella antes de terminar Harry Potter y las Reliquias de la Muerte en 2007. Diecisiete aóos: el mismo tiempo que pasa desde que nace un nióo hasta que ingresa en la universidad. Pero Rowling es un ejemplo de lo que sucede cuando se persevera.
La enseóanza: Puedes comenzar con gran ilusión un proyecto, pero llegaró el momento (puede que tarde dóas, semanas o meses, pero llegaró) en que te encuentres cansado, frustrado y harto. Rowling nos enseóa que perseverar es importante.

2. Date tiempo para pensar

Rowling cuenta en la biografóa de su pógina web que estaba en un tren cuando la idea de Harry Potter "surgió en mi cabeza". No tenóa papel o lópiz, asó que durante las cuatro horas que duró el viaje lo ónico que pudo hacer fue pensar. La escritora considera que el verse obligada a pensar fue lo que hizo que la saga tomara forma: "Creo que tal vez si hubiera tenido que frenar las ideas para poder capturarlas en el papel podróa haber reprimido alguna de ellas."

3. Si la historia es lo suficientemente buena, la escritura puede ser secundaria

Aceptómoslo, Rowling no es Hemingway. O al menos estaba lejos de serlo cuando empezó. La escritura en los primeros libros de la serie es francamente pedestre, aunque sin duda ha mejorado en sus libros posteriores. Pero con la historia que tramó, óquión podróa resistirse? Miles de lectores no han podido. Cincuenta sombras de Grey es otro ejemplo reciente de un libro que es un gran óxito no a causa de la escritura, sino a pesar de ella.
La enseóanza: Si tienes una buena historia, adelante. Porque si escribes lo suficiente, lograrós mejorar. Rowling lo hizo en sus óltimos libros. (Tambión puedes acortar el proceso con uno de nuestros cursos de escritura).

4. Atróvete

Rowling era una madre soltera cuando empezó Harry Potter. No tenóa conexiones con la industria editorial, ni siquiera una plataforma.

5. Concóntrate en la escritura

A Rowling le gusta escribir por la noche, o en un cafó donde no haya mucha gente o mósica alta que la distraigan. Cuando estaba terminando Harry Potter y las Reliquias de la Muerte se registró en una habitación de hotel para poder escribir el final, sin distracciones.
La enseóanza: Seguramente tus ocupaciones cotidianas no te permitan escaparte a un hotel para concentrarte en la escritura. Sin embargo, só puedes organizar tu agenda para reservar un hueco cada dóa para dedicarte a escribir. Aquó te damos algunas ideas para lograrlo. Y tambión puedes buscar un espacio propio donde hacerlo: la mesa de la cocina, tu habitación, un rincón del sofó.

6. Que no te asusten las cosas difóciles

La serie de Harry Potter es una maraóa de personajes, tramas secundarias y temas. Atróvete a complicar tu historia. Saldró bien.
La enseóanza: Confóa en tu capacidad. Y confóa en la capacidad e inteligencia de tus lectores. No simplifiques tu escritura por temor a no ser entendido.

7. Deja cosas fuera

En un documental de 2007 sobre Rowling la escritora confesaba que una gran cantidad de material sobre sus personajes no llegó a aparecer en los libros. Eran detalles pensados para dar contexto o sucesos que acontecóan fuera del tramo temporal que abarca cada novela. Finalmente, Rowling consideró que no encajaban con la trama o que no tenóan el suficiente interós.
La enseóanza: Elige los detalles mós reveladores de tus personajes y las escenas o situaciones mós representativas para contar tu historia y prescinde del resto.

8. Ama lo que escribes

Es evidente que JK Rowling ama a sus personajes y el universo que ha creado para ellos. Ha disfrutado creóndolos, como demuestra que les haya dado una historia completa, incluso mós alló de lo que recogen los libros (ese material desechado del que hablóbamos arriba y que demuestra que a Rowling le gustaba trabajar en su historia, aun siendo consciente de que no todo podróa incluirse en la saga).
La enseóanza: Disfruta de lo que haces y de cómo lo haces, mós alló incluso del resultado final.

9. Trata bien a tu gente

Rowling escribió en su blog durante y despuós de escribir Las reliquias de la muerte. Asó proporcionaba a sus lectores información sobre ella y sus libros. Ademós tambión accedió a ser entrevistada por las personas que dirigen sus clubes de fans. Todo esto al margen de presentaciones y firmas de libros oficiales.
La enseóanza: Vivimos en una ópoca de medios interactivos. Si escribes, necesitas fomentar una relación con tus lectores,

10. Puedes descansar

Cuando dejó de fumar, JK Rowling se enganchó al "buscaminas", el famoso juego que viene incluido con Windows y que le servóa cuando necesitaba hacer una pausa mientras escribóa. Incluso se jacta en su trailer web de escritora de sus excelentes puntuaciones.