COMO PUEDO ESCRIBIR ESCENAS DE ACCIÓN

En las novelas de acción por ejemplo, una novela de aventuras. Es aconsejable que te mantengas pegado a la acción. En este tipo de narrativa no conviene concederle demasiado peso al conflicto interior del personaje, porque lo importante es lo que acontece fuera.
En ese caso, cuando el protagonista está inmerso en la escena de acción, esta debe describirse de forma pormenorizada: el viento que silba en sus oídos mientras corre, el corazón latiendo deprisa, sus manos manejando una espada o sus puños protegiendo su rostro, los ojos bien abiertos.
Cóntrate entonces en describir la escena, cada acción. Ojo, como dijimos más arriba, debes cuidar de mantener la coherencia, de crear imágenes claras. Si amontonas demasiados hechos y no los describes bien puedes causar confusión al lector.
No pares la acción jamás para introducir un pensamiento, reflexión o recuerdo del protagonista. Eso rompe el ritmo y hace que el lector pierda el hilo de la lucha cuerpo a cuerpo que estaba presenciando en su mente.
Un consejo: para darle un ritmo rápido a la escena usa frases cortas y elige verbos mejor que adjetivos.